​CIRUGÍA ROBÓTICA DEL RIÑÓN

 

SOLICITE MÁS INFORMACIÓN

 

Los síntomas asociados al cáncer renal pueden ser consecuencia del crecimiento local, la hemorragia, síndromes paraneoplásicos o las metástasis tumorales. El dolor lumbar suele ser consecuencia de la hemorragia, la obstrucción urinaria o la propia enfermedad locálmente avanzada. La tríada clásica de dolor en la fosa renal, hematuria macroscópica y masa abdominal palpable es poco frecuente en la actualidad.

Se basa en la historia clínica y exploración, en la evaluación analítica y fundamentalmente en las pruebas de imagen, especialmente en el TAC realizado con contraste.

Existen síndromes familiares que una vez identificados requieren el estudio de los familiares, como Enfermedad de Von Hipple-Lindau, síndrome papilar hereditario o Birt-Hogg-Dubé. Si tienes algún familiar diagnosticado con alguno de estos síndromes familiares te recomiendo revisiones por tu urólogo.

Por supuesto que te puedes curar. El diagnóstico temprano de la enfermedad es importante para que la probabilidad de curación a largo plazo sea alta.

El tratamiento del cáncer renal varía según el estadio de la enfermedad, pero suele ser un tratamiento quirúrgico. El tratamiento más adecuado lo debes consensuar con tu urólogo y que te explique como se desarrollará. Recientemente se han incorporado al arsenal terapéutico para el cáncer renal metastásico nuevos fármacos que están demostrando unos buenos resultados.

La cirugía laparoscópica/robótica se ha extendido para el tratamiento del cáncer renal con notables ventajas en la recuperación del paciente y dolor postoperatorio. Tras la cirugía la recuperación es bastante favorable mediante estas técnicas.

¿PREFIERE QUE LE LLAMEMOS?