TRATAMIENTO ENDOSCÓPICO Y PERCUTÁNEO DE LA LITIASIS RENAL

 

SOLICITE MÁS INFORMACIÓN

 

Las piedras en el riñón pueden dar síntomas o no. Se pueden tener durante tiempo sin llegar a saberlo. Normalmente, se diagnostican cuando se padece un cólico nefrítico o como un hallazgo en las pruebas realizadas por otro motivo.

Es un factor de riesgo tener un familiar afectado por la enfermedad, una edad temprana de aparición de las piedras, litiasis de ácido úrico, enfermedades como el hiperparatiroidismo o alteraciones anatómicas del riñón como divertículos caliciales o la estenosis de la unión pielo-ureteral.

Si has sido diagnosticado de litiasis renal, lo primero que te recomiendo es que acudas a tu especialista. En la consulta tu urólogo te deberá completar el estudio con las pruebas de imagen que no te hayan hecho y recomendar un tratamiento para tu caso. Debes de tener en cuenta que hasta la mitad de los casos volverán a tener una nueva litiasis.

Este cuadro clínico es muy común en las salas de urgencias y es muy característico. Suele cursar con dolor en la zona del riñón e irradiándose hacia la ingle. Suele ser agudo, constante y provocar mucha agitación en el paciente. Además, puede ir acompañado de un cortejo vegetativo, especialmente náuseas y vómitos.

Aunque existen tratamientos específicos para determinados tipos de piedras, hay una serie de recomendaciones generales que todos los pacientes pueden poner en práctica para la prevención de las litiasis. Es esencial beber una cantidad de agua adecuada, al menos 2 litros de agua al día, y prevenir el exceso de sal en las comidas. También es muy importante tener una dieta equilibrada y variada. Estas son medidas sencillas que pueden evitar la aparición de nuevas piedras.

Esta pregunta es muy común en la consulta. Por supuesto que puedes tomar leche. Es necesario un equilibrio de iones en el cuerpo para que todo funcione correctamente, un adecuado aporte de calcio al día (un café con leche o una porción de queso blanco al día) es suficiente para este equilibrio y evitar la formación de nuevas litiasis.

Deberías acudir al urólogo si has recibido el diagnóstico de litiasis renal, si estás en tratamiento por alguna piedra hasta que se complete y en los casos en los que tras un tratamiento necesites revisiones para prevenir nuevas recidivas de la enfermedad. En estas revisiones, el urólogo te debe hacer un estudio completo para identificar la causa asociada a tus litiasis en los casos que hayan tenido muchos episodios.

¿PREFIERE QUE LE LLAMEMOS?